Gigantes de Pozuelo de Alarcón

 

La segunda pareja de gigantes de Pozuelo de Alarcón está compuesta por Crispín y Julia, que acompañan a Gabriel Ocaña de Alarcón y Mariana de Garnica desde el día 2 de septiembre de 2017, día de su inauguración.

Estos personajes representan los oficios tradicionales de Pozuelo, siendo él un curtidor de piel, que toma el nombre del patrón de los peleteros, San Crispín, mientras que ella es una lavandera, cuyo nombre hace referencia a Julia Díaz Olalla, quien antaño sufragó la cubierta del lavadero, gracias a la cual las mujeres de Pozuelo dejaron de lavar a la intemperie.

Los vestidos, al igual que los de la primera pareja, han sido confeccionados por los vecinos de la localidad Carmen Beleña y Paco Sánchez.