Gigantes de Cervera del Río Alhama

La historia de estos gigantes comienza hace más de cien años, pues los libros de cuentas de la Cofradía de Santa Ana reflejan el pago realizado por ellos en 1903. Su autor fue Eusebi Vidal, conocido atrezzista catalán, que centró su actividad en la realización de decorados escenográficos, además de realizar maniquíes y gigantes y cabezudos.

Los gigantes quedaron en desuso con la llegada de una nueva pareja de gigantes en los años 60, quedando en el olvido y abandonados en las dependencias parroquiales. Décadas más tarde, en torno al año 2000, los miembros de la cofradía intentaron volver a poner en valor estos gigantes enviándolos a restaurar a un conocido “artesano” navarro, quien en lugar de restaurar los bustos originales, engañó a la cofradía ofreciéndole en su lugar unos gigantes que nada tenían que ver con los originales, quedándose él con las cabezas antiguas.

Años más tarde, descubierto el fraude, los miembros de la cofradía pudieron recuperar las cabezas centenarias, siendo en esta ocasión cuando los gigantes finalmente han sido restaurados, además de completar el resto de las figuras, de las cuales no se conservaba nada.

De esta manera, la cofradía de Santa Ana de Cervera del Río Alhama puede presumir de conservar las cabezas más antiguas de La Rioja.

Estos gigantes fueron presentados el día 25 de julio de 2019.